PASTA FRESCA CASERA
Una idea fácil para realizar en casa

Ingredientes

Para realizar una deliciosa pasta casera se necesitan muy pocos ingredientes:

  1. Harina de trigo
  2. Huevo
  3. Sal
  4. Aceite

Para cada comensal, más o menos se utilizan 100 gr de harina de trigo, 1 huevo y un poquito de sal, saliendo unas raciones bastante grandes.

  1. Elaborar la masa de la pasta es muy fácil. Sobre una superficie lisa en la que se pueda amasar, crea un volcán con la harina, casca los huevos y añádelos a su interior junto con la sal.
  2. Mezcla bien los ingredientes con las manos, primero añadiendo harina desde los exteriores hacia el centro, después mezclándolo todo, y poco a poco se irá formando una masa homogénea que se despegará de tus dedos. Amásala durante unos 10 minutos, hasta que quede todo bien mezclado, sin grumos, y la masa esté dura y ligeramente elástica.
  3. Envuélvela en papel film y déjala reposar en la nevera al menos 30 minutos.

4. Divide la masa en bolitas , y mientras trabajas con una bolita, deja el resto tapadas con papel film para que no se resequen.

5. Echa un poco de harina en la superficie en la que estás trabajando, y aplasta la bolita en ella ligeramente para aplanarla un poco. Ajusta tu máquina de pasta al grosor más grande, y pasa tu masa por esa abertura de la máquina, girando el rodillo. Vuelve a doblar la pasta sobre sí misma y pásala de nuevo por el rodillo. Repite esta operación dos o tres veces, hasta lograr el grosor deseado.

6. Para las siguientes pasadas, ve cerrando la abertura del rodillo para que cada vez salga más fina, dejándola a tu gusto.

7.Cuando ya tienes la masa estirada, puedes trabajarla para el tipo de pasta que desees preparar. 

8. Ahora debes espolvorear por encima un poco de harina, separarlos completamente unos de otros y dejarlos secae sn que se peguen entre si. el tiempo de secado puede ser de 10 mins aproximadamente.

9.Ahora ya solo falta cocerla! Esta tarea se realiza igual que con la pasta seca que compramos habitualmente. Pon agua a cocer en una olla, suficiente para que cubra la pasta de sobra, y una cucharadita de postre de sal por cada dos o tres comensales.

10. Cuando hierva, añadir la pasta y, cuando vuelva a hervir, dejarla unos minutos cociendo. ¿Cuántos? Depende del grosor de la pasta y de cómo te guste su punto. 

¡Esperamos les guste!